Martes, 10 Noviembre 2015 12:00

Cómo terminar con éxito tu presentación

Escrito por

Me gustaría pedirte un experimento de atención. Cada vez que vayas a una charla, conferencia, congreso o similar, fíjate en la última frase de la intervención del ponente.

 

 

"Muchos oradores no necesitan introducción. Lo que necesitan son conclusiones"

Christopher Witt, “Los Líderes reales no hacen powerpoint”

 

¿Por qué es tan importante terminar bien?

 

 Gran parte del éxito de tu presentación depende de tu final, y eso se debe a que es un momento álgido de la atención de la audiencia. Gracias al principio de recencia sabemos que recordamos mejor el final de un discurso.

Cuando vas a terminar tu speech todo el mundo te atenderá. Por eso, te conviene elegir bien qué es lo que quieres que recuerde tu audiencia.

 

Errores frecuentes

 

Estas son algunas de los fallos más frecuentes a la hora de concluir una presentación:

 

Concluir tu presentación con algunas de estas frases:
“Como se está acabando mi tiempo…"

Das a entender que tenías más información y no te dio tiempo a darla. Denota mala organización del tiempo.
Me gustaría pedirte un experimento de atención. Cada vez que vayas a una charla, conferencia, congreso o similar, fíjate en la última frase de la intervención del ponente.

La última frase de una presentación es posiblemente la más importante, sólo comparable en grado de relevancia con la frase de inicio.

 

"Muchos oradores no necesitan introducción. Lo que necesitan son conclusiones"

Christopher Witt, “Los Líderes reales no hacen powerpoint”

 

¿Por qué es tan importante terminar bien?

 

Gran parte del éxito de tu presentación depende de tu final, y eso se debe a que es un momento álgido de la atención de la audiencia. Gracias al principio de recencia sabemos que recordamos mejor el final de un discurso.

Cuando vas a terminar tu speech todo el mundo te atenderá. Por eso, te conviene elegir bien qué es lo que quieres que recuerde tu audiencia.

 

Errores frecuentes

 

Estas son algunas de los fallos más frecuentes a la hora de concluir una presentación:

 

Concluir tu presentación con algunas de estas frases:

“Como se está acabando mi tiempo…"

Das a entender que tenías más información y no te dio tiempo a darla. Denota mala organización del tiempo.

 

“Y para acabar…” y quedarte 15 o 20 minutos más hablando.

Si vas a acabar acaba con una frase, una conclusión y cierra.

 

“Como no quiero aburriros más…”

¡¡Pues si lo que dices te parece aburrido haberme avisado para no venir!!

 

Poner en la última diapositiva la palabra gracias.
¡¡Qué desperdicio!! Es mejor que pongas una frase tuya, una cita o una conclusión importante.

Puedes agradecer a tu audiencia la asistencia o la atención sin necesidad de leerlo.

 

Dejar un turno de preguntas para el final y que tu presentación acabe con la última respuesta.
Es mejor que te dejes un minuto para el final después de las preguntas para hacer tu conclusión final

 

Maneras brillantes de acabar tu presentación

 

Desvelar un gran secreto.

Una llamada a la acción. Pedirle a la audiencia qué es lo que quieres que hagan.

Contar una historia.

Hacer un cierre relacionado con la apertura inicial. Puedes empezar haciendo un a pregunta. Y responderla al final de la charla. O puedes utilizar el recurso de empezar una historia en el comienzo y terminarla al final.

Resumir las 3 ideas principales.

Así que ya sabes: deja lo mejor para el final y tu audiencia no lo olvidará.

 

Si quieres aprender a comunicar con brillantez, apúntate a nuestro

 

                 
Aviso legal - Política de privacidad - Política de cookies - Condiciones generales
©2021 Manuel Antolin Psicología. Designed By   JNSArt

Search